burnout laboral

¿Cómo liderar equipos en medio del burnout o agotamiento laboral?

El burnout (agotamiento) laboral es un problema que afecta no solo a los líderes y a quienes ocupan cargos de alta responsabilidad dentro de una organización. Se trata más bien de un síndrome transversal que puede gatillarse en cualquier área, afectar a todo tipo de colaboradores y ser profundamente perjudicial para cualquier negocio. 

Este fenómeno no quedó atrás con la pandemia por Covid-19. Y es que el estrés laboral y la carga de trabajo implican que un mal manejo del tiempo, de las responsabilidades laborales y del cansancio acumulado puedan pasarle la cuenta a los equipos, incluso cuando las dinámicas en el ámbito laboral se han normalizado en casi todo el mundo. Así lo demuestra un artículo del Harvard Business Review que señala que, de acuerdo con datos obtenidos desde Google, en mayo de 2022 las búsquedas por síntomas de burnout laboral se dispararon. 

Dado que es común que en los espacios laborales no se hable del tema, para muchos líderes puede ser difícil ayudar a sus equipos y guiarlos a través de una crisis de burnout, especialmente porque muchas de las recomendaciones de los especialistas son quizás un poco contra intuitivas. Una de las más importantes habla de soltar el control en vez de tratar de retenerlo a toda costa, incluso cuando sentimos que un equipo se está saliendo de su dinámica tradicional producto de este cansancio crónico. 

Otra de las sugerencias es incentivar a quienes sufren de burnout a darle un mayor espacio en sus vidas a las pasiones e intereses fuera del trabajo. Quizás esta estrategia puede parecer la más contraria a la tendencia natural, porque un equipo que ya se encuentra agotado probablemente verá su rendimiento laboral comprometido. Como líderes, tendemos a creer que las actividades fuera de lo laboral solo van a perjudicar más el desempeño, sin embargo, los especialistas sugieren que los resultados muestran lo contrario. Los pasatiempos disminuyen los niveles de agotamiento crónico y generan una recuperación más rápida, mayores niveles de bienestar y, en consecuencia, mejoran la performance de colaboradores que se sienten nuevamente motivados y saludables.  

Por último —y quizás más importante— es necesario hacer un llamado a los equipos de trabajo a ser sinceros respecto de cómo están y cómo se sienten. Establecer canales de feedback constantes, delegar responsabilidades evitando el micromanaging y mantener una mentalidad abierta y flexible a cambiar las dinámicas cuando algo no funciona para un equipo, es parte de ser un buen líder. Generar espacios de trabajo saludables y amenos es clave no solo para recuperar un equipo que ya se encuentra en una situación de burnout laboral, sino también para prevenirlo.

Fecha: 23 enero 2023

Fuente: Agencia Ritmo Estudio