null Embarazo y Empleo

Embarazo y empleo: ¿Cuáles son los derechos laborales que protegen la maternidad?

¿Qué hacer si estoy embarazada y necesito buscar trabajo? ¿O si estoy recién contratada? ¿Me pueden despedir por esta razón? Es una pregunta que muchas mujeres se hacen al momento de considerar buscar o mantener un empleo, cuando viene un hijo o hija en camino.

Aunque parezca una tarea compleja, en Chile existen algunos derechos laborales irrenunciables que tienen como fin proteger la maternidad y ayudar a las madres y padres a conciliar ambos mundos. Entre ellos están el fuero maternal, el descanso por maternidad, el permiso de alimentación, el postnatal parental y el derecho a sala cuna.

Además, la normativa es clara: De acuerdo a lo que establece el Código del Trabajo, ningún empleador puede utilizar un embarazo como motivo de despido, ni tampoco puede condicionar la contratación de mujeres por este motivo.

Sin embargo, la realidad a veces puede ser muy distinta y al momento de conseguir un trabajo se puede vivir lo que la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo denomina Pregnancy Discrimination.

¿En qué consiste? En “tratar a una mujer -empleada o solicitante- de manera no favorable por embarazo, parto o alguna afección médica relacionada”. Este tipo de prácticas puede ir desde lo más evidente como es no contratar o pagar un menor sueldo, hasta situaciones más veladas como tratar de forma condescendiente o no incentivar para un ascenso. 

Según la investigación ¿La maternidad castigada?, publicada por la Dirección del Trabajo, en 1 de cada 3 denuncias de mujeres por discriminación aparece la maternidad como una de las causas. Y aunque -asegura el documento- el procedimiento jurídico permite perseguir este tipo de actos, estos malos tratos afectan gravemente las condiciones laborales de las trabajadoras.

Si bien es relevante acudir a la Justicia en estos casos, desde la Dirección del Trabajo apuntan a un cambio aún más sistemático: “Es preciso promover un cambio cultural desde todos los ámbitos, respecto de la función social de la maternidad, que revalorice el trabajo doméstico y las tareas de cuidado y que busque romper con los roles tradicionales de género y los prejuicios respecto de la maternidad”.