Francisca Muñoz

Mujeres en el mundo automotriz • Francisca Muñoz

Francisca Muñoz (37) es periodista y hace más de 11 años comenzó a recorrer un camino en el mundo automotriz. Partió trabajando en un diario nacional, y al terminar su práctica profesional un amigo la invitó a participar en una revista de autos. “Como siempre me interesaron mucho los deportes, no dudé en aceptar. Empecé en una editorial que tenía dos revistas sobre el tema y, aunque le confesé a mi amigo que no sabía mucho de autos, aproveché la oportunidad”, recuerda. Así, como muchas mujeres que se abren un espacio en el mundo de los autos, Francisca aprendió sobre la marcha. “Empecé con trabajos más chicos y de a poco fui creciendo dentro de la editorial”.

Cuando dejó su trabajo en las revistas, supo que el siguiente paso sería crear un medio especializado, esta vez dirigido al público femenino. “Sentía que faltaba mucho en esta área y veía a un enorme segmento poco considerado en el rubro de los motores, ya que no había tanto interés por nosotras. En otros países, las mujeres son un valor dentro del mercado motor, ya que inciden casi un 80% en la decisión de compra de un auto en la familia”, explica.

Fue gracias a ese conocimiento que decidió crear Automujer (@automujer), un sitio web dedicado a compartir información sobre autos desde la perspectiva de una usuaria y para usuarias. ¿Su objetivo? Llevar conocimiento y experiencia a la mayor cantidad de mujeres posible. “Creo que hay muchos sitios que entregan información más técnica, pero yo no soy mecánico, no tengo esa formación, por eso es que busco aportar desde mi perspectiva de usuaria”, explica. 

Automujer comenzó como un medio digital apoyado por redes sociales, pero Francisca explica que actualmente son las plataformas sociales las que dominan. “Hoy somos redes sociales apoyadas por un sitio web”. Con más de 12 mil seguidores en Instagram y 8 mil en Facebook, se ha convertido en un referente para quienes buscan la perspectiva femenina en el universo automovilístico. 

A pesar que reconoce haber vivido una evolución- en términos de la consideración que se le da al público femenino y la participación de las mujeres en el sector automotriz- Francisca cree que aún falta. “Somos muy pocas. En las empresas y en las marcas de autos no se ven muchas gerentas comerciales, gerentas generales. Ahí hay una barrera que no se ha logrado cruzar del todo”, comenta. 

Francisca es un ejemplo de cómo no es necesario contar con conocimientos previos para iniciar un camino en el área automotriz. Muchas veces existe el prejuicio de que debe existir un bagaje de información o interés por los autos de toda una vida para que una mujer pueda aventurarse en este rubro. Y eso puede ser intimidante. Pero, tal como ha sido para Francisca —y como ocurre con la mayoría de las profesiones u oficios—, la experiencia es lo que le ha permitido construir una carrera exitosa en este mundo que se encuentra en constante evolución y que requiere de mujeres dispuestas a actualizarse permanentemente.