Hobbies Trabajo

Más hobbies, menos trabajo

Bronnie Ware es una enfermera australiana especialista en cuidados paliativos que dedicó varios años a responder, a través del relato de sus propios pacientes, una de las preguntas más relevantes para la vida y que, paradójicamente, solo se puede responder cuando las personas se encuentran cercanas a la muerte. ¿De qué se arrepienten quienes están a punto de partir? ¿Qué es lo que hubiesen querido hacer durante su paso por el mundo y que no lograron cumplir?

En el libro The 5 regrets of the dying (Los 5 mandamientos para una vida plena), Bronnie compila los resultados de su estudio. De acuerdo con la investigación, una de las cosas que más arrepentimiento causa para quienes están a punto de morir es el haber trabajado demasiado en desmedro de otras actividades. “Se arrepentían profundamente de haber pasado tanto tiempo de sus vidas atrapados en la carrera que conlleva una existencia dedicada al trabajo”, explica la enfermera.

La lección que podemos aprender es clara. Priorizar pasatiempos y actividades nos conduce a una vida más plena, libre de remordimientos. Pero, además —y quizás contrario a lo que la mayoría podría intuir— el dedicar más tiempo a pasiones, intereses y hobbies alejados de lo profesional tiene efectos positivos en la vida laboral. 

Según una publicación de Harvard Business Review, el pasar tiempo dedicados a nuestros hobbies nos permite desarrollar algunas de las habilidades cruciales para una carrera exitosa. Y es que, al disfrutar de nuestros pasatiempos, aumentamos nuestra creatividad, ampliamos nuestra perspectiva a otras áreas y fortalecemos nuestra confianza en nosotras mismas. 

La performance de las y los trabajadores mejora de forma considerable al dedicar tiempo a actividades fuera de lo laboral. Tanto es así, que esta noción ya se encuentra inserta en la cultura organizacional de muchas empresas que han experimentado sus beneficios. Algunas de ellas, incentivan la participación en actividades deportivas organizando equipos y campeonatos. Otras exponen las creaciones artísticas de sus colaboradores en el espacio laboral, dando cuenta de lo importantes que son para la organización.

Pero hay una condición para realmente obtener los beneficios de esta práctica. Efectivamente, debe tratarse de un momento positivo, que se disfrute sin culpas. Porque a fin de cuentas, no solo permite a las personas vivir una vida plena y llegar a la vejez sin arrepentimientos, sino también es una estrategia que beneficia a los empleadores y contribuye a generar negocios más exitosos.