null Hormonas felicidad

¡Las hormonas de la felicidad se pueden estimular!

Una de las principales funciones de las hormonas es regular nuestros estados de ánimo y hay un grupo específico que nos ayudan a estimular sentimientos como el placer o la felicidad.

Dopamina: se le llama también hormona del bienestar, porque es la sustancia química que media el placer en el cerebro. Actividades como dormir entre 7 y 9 horas, hacer ejercicios o participar de celebraciones, ayudan a estimular su producción.

Serotonina: se le conoce como la hormona de la felicidad y transmite los mensajes entre las células nerviosas. Algunas maneras de producirla son conectándose con la naturaleza, agradeciendo o trayendo a la mente recuerdos positivos.

Oxitocina: la hormona del amor, es indispensable en el parto, la lactancia y para ayudar a promover la empatía, la confianza y los vínculos. Sus niveles aumentan con el afecto físico, con actitudes como la generosidad o meditación.

Endorfina: bailar, reírse o practicar un hobbie son cosas que ayudan a estimular la aparición de esta hormona, que aparece como respuesta natural del organismo frente a situaciones como malestar o estrés.