null Mansplaining trabajo

Mansplaining en el trabajo

Fue en 2008 cuando la escritora estadounidense Rebecca Solnit, en su libro Los hombres me explican cosas, aludió por primera vez al mansplaining, una expresión muy popular hoy en día y que alude a la práctica de “explicar algo a alguien, típicamente de hombre a mujer, de una manera considerada condescendiente”. (Oxford English Dictionary)

En el trabajo, el mansplaining se puede expresar de diversas formas. Típicamente, aparece en reuniones cuando compañeros interrumpen de manera constante para “traducir” al resto nuestros puntos de vista o para explicarnos, de manera condescendiente, temáticas que son de nuestra competencia

Un estudio realizado en 2014 por la Universidad George Washington en EE.UU, dio cuenta de esta problemática. Mediante el análisis de conversaciones de tres minutos, la investigación dio como resultado que, al momento de hablar con mujeres, los hombres interrumpían más y usaban más términos explicativos que cuando lo hacían con sus pares masculinos. 

En conversación con The New York Times, la profesora adjunta de Filosofía de la Universidad Cornell de EE.UU., Kate Manne, sostuvo que este tipo de prácticas se producen principalmente cuando los hombres se sienten amenazados en los espacios públicos. “Se supone que una mujer tiene menos conocimientos, que es menos competente y que, de alguna manera, necesita que el hombre le explique las cosas. El mansplaining, a menudo, también implica que los hombres no aceptan las pruebas de que las mujeres saben más que ellos sobre algún tema y, en ocasiones, se enojan cuando eso es cierto”.